Tras trabajar detrás de la cortina digital que separa a un administrador de redes sociales y al cliente al que espera impactar, muchos analistas se han percatado de una nueva estrategia comercial que logra penetrar y captar la atención del público meta de una empresa: creación de contenido con valor.

Si reflexionamos un poco, ¿qué persona anda por la página de inicio de su Facebook o Twitter buscando comprar un nuevo refrigerador y aparte ver lo que sus amigos de prepa están haciendo? La gente usa sus redes sociales por una simple razón, y eso es para perseguir contenido que los satisface emocionalmente.

He aquí el nuevo campo de estudio del marketing online: el marketing de contenido; como describen Aušra Pažėraitė y Rūta Repovienė en su artículo, Content marketing elements and their influence on search advertisement, es una estrategia enfocada en crear y distribuir contenido relevante para atraer y retener un público definido y últimamente lograr incitar una acción de compra en ellos.

El contenido creado en redes sociales debe de añadir al mensaje de venta, pero ser percibido como un dialogo, y no como una transacción o negociación. Debe de apelar directamente a la parte emocional de los clientes. Hay que reconocer que cuando el cliente le da la bienvenida a una empresa a sus redes sociales, le está abriendo las puertas a su hogar, en donde se encuentran publicaciones de suma importancia personal para él. Si el contenido de tu empresa estará en el mismo espacio que el álbum de las vacaciones familiares, el contenido tiene que añadir a la experiencia de navegación online, no ser una fuente de ruido comercial.

Lo que Pažėraitė y Repovienė (2016) definen como contenido con valor contiene las siguientes características: es relevante, informativo, confiable, valioso, único y apela a las emociones con contenido inteligente.

Hablemos ahora de las muy novedosas campañas de publicidad online, aquellas que esparcen publicidad a través de los sitios de búsqueda. Son una herramienta muy popular y efectiva, sin embargo, los casos de éxito no se apoyan solamente de la funcionalidad de estas nuevas herramientas publicitarias.

Se han analizado estrategias de campañas de publicidad online y se descubrió que aunque éstas logran captar la atención, no siempre logran retener el interés del cliente, quien se vuelve cada vez menos analítico y efímero (Szabo, Huberman, 2010).

Es aquí donde el contenido con valor y publicidad en sitios de búsqueda crean una relación armónica. El interés es captado por el contenido único y diferenciado, dirigido hacia un cliente específico quien le abrió el acceso voluntariamente a la empresa. El contacto y comunicación eficaz garantizan no sólo un clic, si no una valoración positiva del cliente hacia la marca.

Bibliografía

Pažėraitė, A., & Repovienė, R. (2016). Content marketing elements and their influence on search advertisement effectiveness: theoretical background and practical insights. Management Of Organizations: Systematic Research, (75), 97-109. doi:10.7220/MOSR.2335.8750.2016.75.7

Szabo, G., Huberman, B. (2010). Predicting the Popularity of Online Content // Communica- tions of the ACM. Vol. 53, No. 8, p. 80–88. doi: 10.1145/1787234.1787254

Jerat, K., Ma, L., Park, Y. (2013). Consumer Click Behavior at a Search Engine: e Role of Key- word Popularity // Marketing Science Institute Working Paper Series. Report 13–106. Internet access: <http://cn.cnstudiodev.com/uploads/ document_attachment/attachment/358/msi_ search_click_behavior.pdf> [accessed April 21, 2015].

No Comments

Leave a Comment

eighteen − 8 =