Hoy el público en redes sociales está cada vez más disperso en diferentes canales, en diferentes medios y su rango de atención es menor. Así es como funciona ahora: sólo se cuenta con tres segundos para atraer su atención, de lo contrario su mirada y tiempo se irán a lo que sigue. ¡Todo es mucho más rápido!

Es por eso que las agencias de comunicación y publicidad modernas entienden que promocionarse ya no debe de ser cosa de invadir al consumidor, sino al contrario, ser invitados por el consumidor voluntariamente. ¿Pero, cómo lograr esto? La respuesta es simple pero no tan sencilla: Producir contenido con valor.

Según estudios hechos por eMarketer en el 2013, un buen contenido en redes sociales coadyuva al branding empresarial. Todo entusiasta del marketing sabe que el branding hace que cada empresa pase de vender productos o servicios a experiencias inimitables que añaden un valor agregado que los clientes perciben.

Branding en redes sociales hace que el contenido cuente la historia de su empresa. Esta historia fortalece la interacción empresa-cliente. También provee a su público un canal en donde puede escucharlo y persuadirlo a interactuar con su contenido virtual (Murdough, 2009).

La participación psicológica de sus seguidores depende si su contenido le habla a sus necesidades, valores y metas. Los consumidores ya no son receptores pasivos son participantes (Schmitt, 2012).

El contenido tiene que ser creativo, pero de ahí puede partir a diferentes tipos: emocional o funcional. Lo emocional apela a las características psicológicas antes mencionadas de la audiencia, y lo funcional a su lógica y anhelo de atender una necesidad.

Varios estudios asocian el contenido funcional con consumidores que tienen una alta participación en redes y el contenido emocional a consumidores con una baja participación (Areni, 2003).

Se realizó un estudio en el cual se observó las campañas de redes sociales exitosas de un grupo compuesto por 28 empresas. El contenido funcional se usó por 25 y contenido resaltando experiencia y valor de marca por 19.

Se observó que para crear participación con el contenido, lo que más se usó fueron concursos (14 empresas) y promociones (siete).

Los canales más usados por estas compañías fueron campañas en Twitter, Facebook y micro sitios, seguido de contenido visual compartido (ej. Youtube).

Aquí tiene valiosas respuestas a las preguntas que toda empresa se debe de hacer: ¿Cuáles son las plataformas sociales más usadas? ¿Qué tipo de mensajes usan las empresas más exitosas en su comunicación? Y ¿Cómo estas herramientas construyen un involucramiento entre el público con la empresa? La correcta ejecución de las redes sociales hace que la empresa esté posicionada justo en donde quiere (y tiene que) estar: cerca de sus clientes.

Fuentes consultadas:

Ashley, C., & Tuten, T. (n.d). Creative Strategies in Social Media Marketing: An Exploratory Study of Branded Social Content and Consumer Engagement. Psychology & Marketing, 32(1), 15-27.

No Comments

Leave a Comment

16 − 12 =